» A través de Agricultura la UAN se vincula con el sector agrícola

Tepic, Nayarit,

La Universidad Autónoma de Nayarit (UAN) y la Unidad Académica de Agricultura (UAA,) se preocupan por la preservación de los diferentes tipos de aguacate criollo existentes en la entidad, así lo expresó Raúl Medina Torres, quien desarrolla un "Proyecto de caracterización morfológica y genotípica de selecciones de aguacate criollo de clima tropical y sub tropical".

Con base al trabajo de más de cinco años en este rubro, el académico e investigador, comentó que cada árbol de aguacate criollo es único y que no existen huertos de este producto desarrollados en grandes superficies, debido a que son árboles que la gente tiene como parte del paisaje y para consumo propio.

Manifestó que Nayarit es un centro de diversificación de aguacates con variedades tradicionales por sus características, calidad y tamaño. Añadió que este estudio, es motivado por la preocupación por perder los recursos genéticos del aguacate y otras especies, debido a la evolución urbana.

El investigador explicó que se realizó una búsqueda en diferentes localidades de la entidad, para elegir lo más sobresaliente, tomando en cuenta tamaño, color, grosor de cáscara, pulpa, hueso y riqueza de aceite. Especificó que eligieron alrededor de 45 selecciones de los poblados de Ruiz, San Lorenzo, Jarretaderas, El Venado, Mecatán, José María Mercado, Xalisco, Testerazo, Majadas, La Curva, Costilla, La Fortuna y El Aguacate.

Una vez realizada la colecta, se llevan al laboratorio, abundó Raúl Medina, quien desarrolla este trabajo con financiamiento de Recursos Fitogenéticos del Aguacate en México, que tiene interés en preservar el recurso genético de las selecciones sobresalientes y obtener réplicas para propagación, demostración y exposición.

Subrayó que se han elaborado entrevistas con líderes de localidades, con la finalidad de iniciar búsquedas, contactarse con dueños de árboles y realizar la división, por grupos, de aguacates de piel morada y piel verde, para una vez concluida esta fase, hacer el estudio morfológico y después el genético.

"Más de 5 años en este trabajo, identificando lugares, marcando árboles, monitoreando producción, épocas de cosecha, estudio fenológico de cada árbol, sensibilidad a plaga y condiciones particulares de suelo".

Destacó que de todas las selecciones sobresalientes, se mandó una réplica de 20 varetas al Banco Nacional de Germoplasma del Aguacate en el Estado de México, de los que se preservarán, por lo menos, 3 arbolitos de cada una de las selecciones.

Dirección de Prensa de la UAN


Haste fan Síguenos Visitanos Pregúntanos
Ir arriba