Muestra de cultivo de tejidos vegetales
Muestra de cultivo de tejidos vegetales ©CONACYT

Reproducen plátanos a partir del cultivo de tejidos

El cultivo de tejidos vegetales se refiere a la obtención de partes específicas de las plantas que puedan contener células totipotentes: Leobarda Ramírez

» Reproducen plátanos a partir del cultivo de tejidos

Tepic, Nayarit,

En la Unidad Académica de Agricultura de la Universidad Autónoma de Nayarit (UAN) se investiga sobre la multiplicación masiva de plantaciones de importancia económica para el estado, como el plátano, aguacate y mango, a partir del cultivo de tejidos, afirmó la doctora en ciencias, recursos genéticos y productividad, Leobarda Guadalupe Ramírez Guerrero.

La especialista aclaró que el cultivo de tejidos vegetales se refiere a la obtención de partes específicas de las plantas que puedan contener células totipotentes, es decir, la capacidad de esa célula para regenerar una planta completa a partir de información genética.

“En el cultivo de tejidos se puede usar cualquier parte de la planta, un brote, la semilla, una hoja o hijuelos, hasta explantes; para eso se requiere obtener una célula totipotente, que es la capacidad de una célula para reproducir un individuo de las mismas características”, determinó.

La científica señaló que en esta escuela los trabajos están enfocados al cultivo de plátano, debido a que ha incrementado la demanda del producto y por la proliferación de enfermedades causadas por la mutación de microorganismos, así como la aparición de plagas que han devastado varias hectáreas, es insuficiente la producción local.

“Estamos trabajando con el plátano, pero también con el aguacate y mango, aunque son especies que no requieren de multiplicación comercial porque tenemos disponible el material genético, que es la semilla, pero es necesario conocer las posibilidades en estos cultivo”, mencionó.

A partir de la multiplicación in vitro de este cultivo, se ha podido calcular la obtención de hasta 20 mil plantas a partir de un hijuelo, con lo que se podría asegurar el mantenimiento de la demanda comercial.

“Anualmente, (el plátano) de una planta madre se obtienen entre seis u ocho hijuelos, y mediante cultivo de tejidos de un hijuelo podemos tener hasta 20 mil plantas, y tener la planta aclimatada lista para campo en un proceso de ocho meses”.

La especialista en fruticultura explicó que el principal obstáculo que enfrenta esta investigación es la aplicación en campo, pues en el laboratorio local no se tiene la capacidad de reproducir las plantas en los volúmenes que solicitan los productores locales.

“A nivel comercial hemos tenido el problema de que a los productores de plátano les interesa que les propaguemos planta para no tener que ir a Colima, pero aquí no se tiene la capacidad para producir la planta en grandes volúmenes”, lamentó.

La científica mencionó que también con esta técnica el grupo de estudiantes e investigadores ha promovido la conservación y proliferación in vitro de orquídeas endémicas de Nayarit, que están señaladas en riesgo de desaparición, en especial la Galeandra batemanii.

El cultivo de plátano en datos

Según datos del Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP), la producción nacional de plátano, hasta los últimos registros de 2014, fue de dos millones 150 mil 519.90 toneladas, siendo Chiapas, el principal productor con 701 mil 394.19 toneladas.            

En Nayarit la producción fue de 36 mil 421.71 toneladas, en una superficie sembrada y cosechada de tres mil 90.60 hectáreas.

De los veinte municipios que conforman la entidad, nueve son los principales productores, entre ellos, San Blas que encabeza la producción local con 24 mil 604.61 toneladas, en una superficie de dos mil 56.10 hectáreas; Santiago Ixcuintla, con una producción de siete mil 131.95 toneladas; Xalisco, con mil 983.25 toneladas; Compostela, con 997.55 toneladas, y Ruiz, con 35.40 toneladas.

En cuanto a plagas, el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) reveló en un informe del 15 de febrero de este año, que las afectaciones del cultivo son provocadas por una enfermedad conocida como Moko del plátano, “causada por la bacteria Ralstonia solanacearumraza 2 (=Pseudomonas solanacearum), este patógeno ataca a todas las variedades de plátanos triploides y diploides”.

“En el 2015, a través de la campaña se benefició directamente una superficie de 23 mil 284 hectáreas de cultivo de plátano (913 predios) en Chiapas, Nayarit y Tabasco, lo que equivale a 63 por ciento de la superficie establecida en dichos estados (37 mil 52 hectáreas), de acuerdo con los datos de muestreo el nivel de infestación promedio se mantuvo debajo del uno por ciento”, precisa el documento.

Por: Agencia Informativa CONACYT


Haste fan Síguenos Visitanos Pregúntanos
Ir arriba