Archivo

» Se inician en la UAN los festejos del bicentenario de la independencia y centenario de la revolución mexicana

Tepic, Nayarit, 18 de noviembre de 2009

fotoComo cierre de las actividades de la XI Feria del Libro Jornada altexto 2009, en la explanada de rectoría de la Universidad Autónoma de Nayarit (UAN), se expuso el libro “Presente y futuro de historiografía regional de México. En el siglo XX”, en el evento estuvieron presentes Omar Wicab Gutiérrez, rector de la UAN, Mario Contreras Valdés, coordinador del libro, así como Manuel Olimón y Juan Francisco Escobedo Delgado, comentaristas de la obra.

En las palabras de bienvenida el rector de la máxima casa de estudios destacó sentirse congratulado por contar con la presencia de distinguidas personalidades; agregando, que para los universitarios la presentación de historiografía regional de México tiene una importancia singular, porque aparte de que el esfuerzo editorial ha sido de una naturaleza particular, se ha trabajado durante varios meses en el proyecto que resume la historiografía del país, con la participación de historiadores de toda la República.

Omar Wicab enfatizó, que con la promoción del libro se arrancaban también las actividades para el festejo del bicentenario de la independencia y centenario de la revolución mexicana en la UAN; “nos da gusto que sea con un trabajo académico, además sirve de marco para la conmemoración del 40 aniversario de la creación de la universidad, son muchos los motivos que hacen relevante esta publicación aparte del contenido mismo y la invitación para que todos lo lean y lo compren”, agregó.

Conjuntamente el rector manifestó, que el Instituto Nacional de Estudios Históricos de la Revolución de México (INEHRM), ha sido uno de los principales promotores de esta publicación; asimismo, la Comisión del Bicentenario, además ya adoptó el libro como un promotor nacional.

Wicab Gutiérrez explicó, que la obra será esencial en la vida académica del país; “que bueno que la UAN pudo trabajar en el proyecto editorial y que sea parte del inicio de actividades fundamentales para la vida nacional; la producción y el contenido es resultado del trabajo académico de historiadores de todo el país, en este sentido la universidad está ofreciendo un libro de calidad excepcional”, finalizó.

fotoPor su parte Mario Contreras subrayó: “es un libro para leerlo no para cargarlo”, por lo que celebró su publicación, puesto que ésta le permitió encontrarse con colegas de prestigio de nuestra alma mater, quienes en todo momento le brindaron su apoyo; del mismo modo agradeció el soporte directo y decidido de Omar Wicab.

El coordinador de la obra acentuó, que ésta reúne 3 características, “es un proyecto académico compartido por colegas de gran prestigio, unos de amplia y sólida trayectoria; además su publicación es exclusiva, porque cumple un ciclo de manera afortunada el cual permite anunciar la posibilidad de iniciar nuevos proyectos con la UAN”.

Manuel Olimón señaló, que a lo primero que apunta el libro, es a la respiración de aire fresco, al olor a campo, montaña o ciudad poblada por personas reales, expresa, que conduce las miradas a lo que Don Luis González, llamo “matria”, no por contraponerla a la patria, sino para que ésta no quedara como noción de rasgos solo políticos o diluida en la amplia y a la vez acotada historia nacional, abundante en pretextos y prejuicios.

Lo anterior comentado de la obra indica Manuel Olimón, es su primer valor;  “más que para la lectura continúa de sus 824 páginas, la impresión que tuve al ver su portada y volumen fue que se trataba de un tomo de directorio de la Ciudad de México, para reconocer y probar los frutos que se encuentran al agitar sus hojas”, enunció.

En su intervención Escobedo Delgado propuso una lectura a partir de lo planteado en el libro, ya que atraviesa sacudiendo la visión que prevaleció durante mucho tiempo en México; “es una perspectiva critica a la historia de bronce nacional, en ese sentido ya nos ofrece ventanas y enfoques nuevos para leer la historia del país a partir de los múltiples entrecruzamientos temáticos, espaciales y temporales, mediante los cuales es posible leer una y otra vez los acontecimientos históricos”, explicó.

Asimismo definió, que la obra es el resultado de ese sacudimiento telúrico en los enfoques que prevalecieron durante décadas, los cuales tuvieron justificación y aún la tienen en los libros de texto de las escuelas públicas en México.

Juan Francisco Escobedo durante su participación citó la frase “los mexicanos vivimos la historia como presente”, de Octavio Paz; “el debate sobre algún proceso, hecho o personaje histórico, es un debate vivo, caliente y sangriento, además porque ésta nos permite preguntarnos sobre los asuntos fundamentales de nuestro modo de ser y estar en el mundo”, ultimó.


Haste fan Síguenos Visitanos Pregúntanos
Ir arriba