Archivo

» Es desarrollado el primer encuentro de danza tradicional del Anahuac “Oración a Ehecatl- Quetzalcoatl” en la UAN

Tepic, Nayarit, 18 de noviembre de 2009

fotoLa Universidad Autónoma de Nayarit, a través del programa de Interculturalidad y en coordinación con el Calpulli danza azteka Atlachinolli Nayarit, llevaron a cabo el primer encuentro de danza tradicional del Anahuac “Oración a Ehecatl- Quetzalcoatl”, con el propósito de la recuperación del acervo cultural milenario de nuestros pueblos precolombinos.

Magaly Sánchez Medina, responsable del programa de Interculturalidad de la UAN destacó que la danza es la esencia de nuestro universo, en las sociedades antiguas, estuvo estrechamente vinculada a la educación; jóvenes y niños danzaban cultivando mente, cuerpo y espíritu, buscando el perfeccionamiento del ser humano a través de la educación.

Desde esa misma perspectiva, señala,  la danza es la energía en movimiento, es lo que dice de nosotros, a través del movimiento rítmico del cuerpo; con ello, la unidad académica de derecho, fue sede de esta jornada de conferencias, que se vio coronada con danzas tradicionales en la explanada de rectoría de nuestra institución.

Como primera parte del evento, se realizaron cuatro ponencias, donde fueron abordados diversos tópicos como la matemática indígena, los pueblos dakotas, sistema de cómputo pre-Cuauhtémico y el camino rojo.

Manuel Oscar Sánchez, participó con “Filosofía de los pueblos dakotas de USA”, proviniendo de una familia originaria de Cuatro Ciénegas, Coahuila, nació en el Río Grande y creció en California; su estancia en México, de siete años ya, ha consistido en la explicación de la ceremonia del oso y el águila, en más de diez estados.

“Lo que buscamos es difundir la información, yo personalmente, he tenido la oportunidad de danzar con muchos grupos indígenas entre ellos los navajos, en la montaña grande, además, soy parte de quienes cuidan la medicina del oso y el águila en California”.

Señala que se ha relacionado fuertemente con personas que están inmersas en sus vidas ceremoniales, a lo cual explica que anteriormente este tipo de actividades eran exclusivas para indígenas y hoy son un poco más públicas.

fotoPor otra parte, Sara Libertad, estudiante de la licenciatura en matemáticas de la Universidad Autónoma Metropolitana, y quien representó al investigador Everado Lara, participó con el tema de matemáticas prehispánicas y el uso del Nepohualtzinzin -ábaco que se ocupa del sistema vigesimal- asimismo presentó el libro “La propiedad cualitativa de los números en la danza y en la cosmovisión indígena”, del investigador ya mencionado.

Explicó que la simbología que tiene cada número en la danza, va fuertemente ligada a la relación con sus propiedades y la parte geométrica, además señala que los números uno, dos, tres y cuatro, generan a un ser humano completo: uno es el origen, dos la dualidad, tres, el líquido divino que une a esa dualidad y cuatro, el ser completo.

Asimismo agrega que el significado del Nepohualtzinzin es “mi trascendencia a través de la cuenta”, se utiliza de forma vertical,  está formado por semillas de maíz y en él se encuentran representados los días de cosecha y siembra del mismo, la gestación de un bebé, las articulaciones más importantes del cuerpo, además se puede sumar, dividir, restar, multiplicar y obtener raíz cuadrada.

El mismo tópico fue abordado por Ángel Ibarra Meza, quien con el tema “Nepohualtzinzin (cuenta continua), sistema de cómputo pre-Cuauhtémico” abundó en la información con relación a esta ancestral cultura nahuatl, específicamente al cómputo azteca.

Explicó el valor absoluto y relativo de un símbolo, el funcionamiento de los sistemas numéricos, asimismo destacó que en la cultura Nahuatl, como en la Olmeca, Inca y Maya, que son las cuatro más importantes en cuanto al sistema numérico base 20, se estima que llegaron a este conocimiento a través de un proceso histórico largo, y tuvieron su origen en la cultura Olmeca, Teotihuacana y Tolteca.

Finalmente Juan Pablo Castro Saucedo, habló sobre “Temazcalli, el camino rojo”, donde explicó que una de las partes más importantes en este tema, es la preparación que tiene una persona para conservar su cuerpo, mente y espíritu en completa comunicación y armonía, donde el resultado es una salud y paz inmejorable.

Señala que el camino rojo es una disciplina, donde los resultados se obtienen en la salud y siendo mejores habitantes del planeta, donde se cuida lo que se ha estado prestado, y la responsabilidad es mejorarlo y entregarlo en mejores condiciones a las generaciones futuras.

Al hablar del temazcal, uno de los subtemas del camino rojo,  señala que es una casa de sanación, donde una persona vuelve nuevamente al vientre materno. Finalmente invitó a la comunidad universitaria y nayarita a mejorar su estándar de vida y ver lo positivo de la vida, con lo que se puede crear un escudo protector de la mala influencia que existe en cuanto a la destrucción misma del planeta.

Para culminar con el programa, en la explanada de rectoría se presentaron las danzas “Azteka Calpulli Atlachinolli Nayarit”, “Tradicional Huichol” y percusiones afroamericanas.

 


Haste fan Síguenos Visitanos Pregúntanos
Ir arriba