Archivo

» En el marco del foro sobre Innovación de la Educación Media Superior y Superior se impartió el seminario: “Evaluación institucional”

Tepic, Nayarit, 5 de noviembre de 2009

fotoComo parte de los trabajos del foro Innovación de la Educación Media Superior y Superior, “construcción de nuestro futuro”, Sebastián Rodríguez Espinar, catedrático de Métodos de Investigación y Diagnósticos en Educación, de la Universidad de Barcelona, impartió el seminario, “evaluación institucional”.

Sebastián Rodríguez inició comentando, “en los últimos 20 años mi tarea ha estado relacionada con todo lo que es la calidad en la evaluación, primero como director del Gabinete de Evaluación e Innovación de la Universidad de Barcelona y a la vez como coordinador de Innovación y Desarrollo Metodológico para la Calidad del Sistema Universitario de Cataluña y de la Agencia Nacional de Evaluación y Acreditación de España”.

Igualmente explicó, que dicho seminario tuvo inicialmente una parte de trabajo preparatorio, el cual se centró en un planteamiento de la calidad en la enseñanza superior y su abordaje desde el punto de vista de una evaluación institucional y del profesorado; por tal motivo Rodríguez Espinar añadió, que se intentó aunar lo que es una tradición de evaluación de la calidad, que pone su atención en los programas de estudio de las carreras y también en la figura individual del profesorado.

Respecto al tema de la calidad, el catedrático de la Universidad de Barcelona comentó, que es algo que hoy día es políticamente correcto hablar de ella, una cuestión que hace 20 años tenía una serie de interrogantes, se entendía que venía de determinados tipos de ideologías elitistas y actualmente es algo que está extendido a nivel mundial; Sebastián Rodríguez enfatiza, que uno de los objetivos fundamentales no es dar títulos, sino dar títulos que representen una calidad de formación de los graduados.

Por lo anterior expresado Rodríguez Espinar indicó, que existen distintas formas de aproximarse a ello, “lo que yo pretendo a partir del conocimiento, no estrictamente de esta universidad, sino de mi experiencia en América Latina, es hacer que este planteamiento de la calidad, sea lo más ajustado a la realidad de una institución”.

Conjuntamente aseveró, que aunque en ocasiones hay estructuras bien de gobierno y de representación, concurren organizaciones de instituciones que han complicado el trasponer directamente determinados planteamientos, pero comenta, que es necesario porque las universidades están en uno de los momentos de toda esta revolución a nivel mundial, de la globalización de la economía, de sociedades globales, de las nuevas tecnologías, en donde tienen que reinventarse, “todos estos mecanismos de reflexión sobre sí misma, que en definitiva esos son los procesos de evaluación, ayudan a hacer más transparente a la institución”.

Durante el seminario se abordaron los temas de los sistemas de información pública de una institución, que va ligado a todo lo que es la transparencia, democracia y los derechos que tienen los ciudadanos a saber qué es lo que pretende una universidad y en qué grado está consiguiendo su objetivo.

“Me he preocupado del tema del profesorado y hay elementos que desde una perspectiva europea no se acaba de ver muy bien, por ejemplo en Europa para conseguir la posición de profesor estable de una universidad, hay que aportar mucho curriculum y que superar unas pruebas específicas”, subrayó Sebastián Rodríguez.

Acerca del grupo que participó con él acentuó, que son personas que han tenido una responsabilidad directa en la universidad, comprometidas y conocedoras muy bien de la institución universitaria, “es la primera vez que tengo en un seminario una homogeneidad de personas en cuanto a ese nivel, ya que en otras ocasiones he tenido a profesores jóvenes, incluso estudiantes de doctorado y aquí no, lo cual yo espero que la responsabilidad sea aún mayor para ellos y para mí”.

Desde mi experiencia de 40 años de profesor universitario y 20 como responsable de estos temas a nivel de universidad y estatal, manifestó Rodríguez Espinar, que su mensaje para los universitarios, es que la evaluación hay que entenderla como algo naturalmente insertado en la actividad, sin reflexionar sistemáticamente y a partir de evidencias de lo qué se hace, cómo se hace y qué se está obteniendo, “por tanto hemos de intentar que pese a que haya mandatos externos que obliguen por ley entender que el proceso de evaluación es algo que naturalmente lo tenemos que asumir, porque sino, no mejoraremos y hemos de trasmitir a los estudiantes también que como profesionales del mañana, la única manera de avanzar en la calidad de su ejecución es siendo reflexivos sobre aquello que realmente están haciendo”, destacó.

Finalizó platicando, que la evaluación no es nada más que una forma organizada de hacer reelección, no una reflexión que salga de las intuiciones, sino que esté apoyada en hechos, evidencias y planteamientos.

 


Haste fan Síguenos Visitanos Pregúntanos
Ir arriba