Archivo

» Al competir por la asignación de los recursos, la UNAM tiene puntos potenciales a su favor

México D.F. Julio de 2002

fotoLa UNAM entrará en competencia con otras instituciones de educación superior por la asignación de los recursos, ante lo cual tiene grandes puntos potenciales a su favor, porque “talento afortunadamente abunda en nuestra institución. Falta que sea capaz de hallar las vías para alcanzar una reforma que la ponga por completo de cara al presente siglo”.

Aseguró lo anterior José Blanco Mejía, profesor de la Facultad de Economía (FE), al dictar la conferencia “El financiamiento de la UNAM”, dentro del ciclo “El debate por la UNAM”, y agregó que el Estado aporta los recursos financieros para las instituciones de educación superior, por lo tanto debe vigilar el uso de los fondos y dejar a salvo su autonomía académica.

Blanco consideró necesario establecer una política de Estado en torno a la educación superior, en la que todas las fuerzas políticas, así como la sociedad civil organizada, arriben a un consenso mínimo acerca del desarrollo a largo plazo de ese nivel educativo.

Un compromiso de este tipo, opinó, exige la elaboración de un presupuesto multianual vinculado a los programas de desarrollo de las instituciones, rigurosamente evaluados y que formen parte de mecanismos de acreditación. Esta es la única forma como pueden planear a largo plazo y elevar su calidad de forma consistente.

En ese sentido, Blanco Mejía comentó que el Poder Ejecutivo y los legisladores son quienes deben tomar las decisiones respecto a la educación superior, porque es inaceptable que los partidos políticos especulen o jueguen con los votos ciudadanos futuros, en función de los presupuestos destinados al rubro.

Precisó que el modelo tradicional de negociación política de la UNAM con los poderes públicos para conseguir el financiamiento que necesita, se encuentra en alto grado de obsolescencia, ya que quedará sujeta a la distribución de recursos “conforme el manejo hacendario en los poderes Legislativo y el Ejecutivo vaya despolitizándose”.

El modelo de distribución de recursos para estas instituciones está en elaboración y cuando entre en vigor será permanentemente revisado y actualizado. Entre sus variables y parámetros estarán: el volumen de la población escolar, su contribución a la cobertura educativa, la eficiencia de egreso y del gasto, así como la calidad de los egresados.

Asimismo, destacó que será necesario distinguir la evaluación y el financiamiento de la docencia del de la investigación, y ambos de los de la extensión y difusión de la cultura. Se deberá diferenciar aún más, ya que no cuesta lo mismo formar a un veterinario o un químico, que a un abogado o un administrador de empresas.

Por último, el ex director de la FE resaltó que la universidad pública mexicana requiere del concurso y la aportación de las familias que puedan cubrir la educación superior de sus hijos a través de un sistema que por ningún motivo excluya a quien, contando con los méritos académicos para cursar la educación superior, no cuente con los medios económicos para costeársela.

Al Auditorio Carlos Pérez del Toro de la Facultad de Contaduría y Administración llegó un reducido grupo de personas que pegó carteles en contra del Congreso y alteró el curso normal de la conferencia.


Haste fan Síguenos Visitanos Pregúntanos
Ir arriba